Dios envió a su Hijo al mundo para que el mundo se salve por Él

(11/03/18) Jesús dijo: "Dios envió a su Hijo al mundo para que el mundo se salve por Él".



Lectura del santo evangelio según san Juan (3,14-21):
En aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo: «Lo mismo que Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que cree en él tenga vida eterna. Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que no perezca ninguno de los que creen en él, sino que tengan vida eterna. Porque Dios no mandó su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él. El que cree en él no será juzgado; el que no cree ya está juzgado, porque no ha creído en el nombre del Hijo único de Dios. El juicio consiste en esto: que la luz vino al mundo, y los hombres prefirieron la tiniebla a la luz, porque sus obras eran malas. Pues todo el que obra perversamente detesta la luz y no se acerca a la luz, para no verse acusado por sus obras. En cambio, el que realiza la verdad se acerca a la luz, para que se vea que sus obras están hechas según Dios.»
Palabra del Señor
Gloria a ti Señor Jesús.-

Es mi Padre el que os da el verdadero pan del cielo

(17/04/18) Jesús dijo: "Es mi Padre el que os da el verdadero pan del cielo".



Hoy 13 de abril se celebra a San Hermenegildo, mártir y patrono de los conversos

(13/04/18) San Hermenegildo fue un príncipe visigodo formado dentro de la herejía arrianista que murió martirizado después de su conversión al catolicismo, específicamente por negarse a recibir la comunión de manos de un obispo arriano. Nació en Sevilla cerca del 564.



Repartió a los que estaban sentados todo lo que quisieron

(13/04/18) Jesús tomó los panes, dijo la acción de gracias y los repartió a los que estaban sentados, y lo mismo todo lo que quisieron del pescado.