Hablaba del niño a todos los que aguardaban la liberación de Jerusalén

(30/12/17) La profetisa Ana hablaba del niño a todos los que aguardaban la liberación de Jerusalén.



Lectura del santo evangelio según san Lucas (2,36-40):
En aquel tiempo, había una profetisa, Ana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser. Era una mujer muy anciana; de jovencita había vivido siete años casada, y luego viuda hasta los ochenta y cuatro; no se apartaba del templo día y noche, sirviendo a Dios con ayunos y oraciones. Acercándose en aquel momento, daba gracias a Dios y hablaba del niño a todos los que aguardaban la liberación de Jerusalén. Y cuando cumplieron todo lo que prescribía la ley del Señor, se volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. El niño iba creciendo y robusteciéndose, y se llenaba de sabiduría; y la gracia de Dios lo acompañaba.
Palabra del Señor
Gloria a ti Señor Jesús.-

Mientras el esposo está con ellos, no pueden ayunar

(15/01/18) Jesús dijo: "Mientras el esposo está con ellos, no pueden ayunar".



Vieron dónde vivía y se quedaron con él

(14/01/18) Los discípulos fueron invitados por Jesús: "Vieron dónde vivía y se quedaron con él".