Encuentro de obispos argentinos con el Papa tras canonización del Cura Brochero

(17/10/16) Esta mañana, la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) se reunió con el Papa Francisco en el Palacio Apostólico del Vaticano, a quien agradecieron por la canonización del Cura Brochero el domingo 16 de octubre.



El encuentro se extendió por más de 40 minutos y conversaron sobre temas relacionados con la vida pastoral de la Iglesia de Argentina y las iniciativas desarrolladas en las distintas diócesis y comunidades por el Año Santo de la Misericordia.

Los obispos regalaron al Pontífice una escultura del Cura Brochero y le reiteraron el deseo de recibirlo en el país a lo que Francisco respondió que “él siempre espera poder ir”.

El Presidente de la CEA y Arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, Mons. José María Arancedo expresó que “fue una reunión muy productiva, lo vi muy bien y entusiasmado (…) Fue un encuentro de los obispos con Pedro, hablamos de la Iglesia en salida”.

En el encuentro también estuvieron el primer Vicepresidente y Arzobispo de Buenos Aires, Cardenal Mario Poli; el segundo Vicepresidente y Arzobispo de Salta, Mons. Mario Antonio Cargnello y el secretario general y Obispo de Chascomús, Mons, Carlos Humberto Malfa.

Más tarde los integrantes de la CEA participaron junto a otros treinta obispos y 200 sacerdotes argentinos de la Misa de Acción de Gracias por la canonización del Cura Brochero.

La Eucaristía fue presidida por el Cardenal Poli y la homilía estuvo a cargo de Mons. Carlos José Ñáñez, quien destacó la importancia de la canonización de siete santos que “ha ayudado a redescubrir la belleza de la santidad en sus múltiples y variadas expresiones” y “lo deseable que es la santidad”.

La santidad, dijo el Prelado, se consigue “dejándonos querer por Dios, dejándonos abrazar por el amor de Dios que es rico en Misericordia (…) dejarnos perdonar, renovar y transformar, reviviendo constantemente la gracia del bautismo”.

“¿En dónde se consigue la santidad? En el seno de la Iglesia que es nuestra madre que nos engendra en la fe y que nos guía en la caridad. Una caridad que se ha de vivir en la vida diaria y en el cumplimiento de los deberes de nuestra propia condición”, manifestó el Arzobispo de Córdoba.

José Gabriel del Rosario Brochero “es un ejemplo insigne” ya que “él se dejó amar por Dios desde sus primeros años en su Villa Santa Rosa natal, hasta sus últimos días en su enfermedad en la Villa del Tránsito. Su vida entera estuvo dedicada con total generosidad a Dios y a sus hermanos, especialmente a los más desvalidos, a los que sirvió incansablemente”.

Mons. Ñañez, recordó que la madre del San José Gabriel Brochero actuó igual que María cuando le dijo: “Dios y la Patria esperan mucho de vos, no los defraudes. Brochero cumplió con creces esa encomienda. Procuremos como él construir cada día una Patria que honre sinceramente a Dios, que haga del evangelio su brújula, que viva en la honestidad, la justicia y la solidaridad”.

Que nunca más se justifique la guerra en nombre de Dios, reclama el Papa Francisco

(03/11/16) El Papa Francisco en su homilía pidió hoy que nunca más “por culpa del comportamiento de algunos, las religiones vuelvan a transmitir un mensaje fuera de tono o discordante con la misericordia”.



El Papa Francisco llamó a recibir a los hermanos que huyen de la guerra y el hambre

(26/10/16) El papa Francisco dedicó su catequesis a la obra de misericordia de recibir al peregrino, al extranjero, el compromiso urgente de “acoger al hermano que huye de la guerra, el hambre o la violencia¨.



El Papa Francisco pide amar el rezo del Rosario porque consuela la mente y el corazón

(26/10/16) “Al finalizar el mes de octubre deseo recomendar el rezo del Rosario”, dijo Papa Francisco al término de la Audiencia General del miércoles en la Plaza de San Pedro.