Los catequistas están en la delantera de la misión evangelizadora de la Iglesia, lo dijo Lozano

(21/08/16) El monseñor Jorge Lozano felicitó y agradeció a los catequistas en su día, y destacó que ellos están en la “delantera” de la misión de la Iglesia de “comunicar la alegría del Evangelio, anunciar la Buena Noticia, contagiar el entusiasmo que nos provoca el encuentro con Jesús Vivo”.



“Es necesario insistir en algo importante. La catequesis es responsabilidad de toda la Iglesia, no sólo de los catequistas. Ellos asumen esta responsabilidad como en representación de la comunidad y convocados (llamados) por la Iglesia. Por eso decimos con toda certeza que es una vocación, y requiere entrega, disponibilidad y confianza en Dios. Apertura a la obra del Espíritu Santo”, destacó.

El prelado explicó que los catequistas “se encargan de acercar la Palabra a niños, jóvenes y adultos”, pero aclaró que “no se trata solamente de ‘enseñar cosas’ de Jesús, sino ayudar al encuentro con Él para hacernos sus amigos”.

”Muchas veces se identifica a la catequesis como preparación para la Confirmación o para recibir la Primera Comunión. Pero siendo esto cierto, enseguida debemos decir que no es suficiente. El objetivo de la catequesis es introducir a quien está haciendo ese camino en la vida de la comunidad cristiana”, recordó en su columna semanal.

”La catequesis tiene diversas etapas. De hecho, podemos decir que es un proceso permanente, porque toda la vida tenemos que seguir creciendo en nuestra amistad con Jesús. También tiene lugar en muchos lugares: parroquias, capillas, las casas de familia, comunidades educativas, hospitales, cárceles…”, enumeró, y destacó que “con frío o calor, con lluvia o sol, allí están los catequistas asumiendo con firmeza y cariño el compromiso asumido. No hay espacio para la comodidad”.

El obispo gualeguaychense subrayó que los padres son los primeros catequistas de sus niños, e indicó que esto comienza cuando se acercan a pedir el bautismo para su hijo y se comprometen a “educarle en la vida de la fe”. “Por eso Francisco nos recuerda en su exhortación apostólica sobre la ‘Alegría del amor’ que el hogar debe seguir siendo el lugar donde se enseñe a percibir las razones y la hermosura de la fe, a rezar y a servir al prójimo”, agregó.

Monseñor Lozano aseguró que los catequistas están en la “delantera” de la misión de la Iglesia de “comunicar la alegría del Evangelio, anunciar la Buena Noticia, contagiar el entusiasmo que nos provoca el encuentro con Jesús Vivo”, y reconoció que alguna vez se le ocurrió preguntarme “¿qué sería de la Iglesia sin los catequistas?”. “¿Cómo haríamos para que muchos puedan compartir la alegría de reconocerse amados por Dios?”

”Es necesario insistir en algo importante. La catequesis es responsabilidad de toda la Iglesia, no sólo de los catequistas. Ellos asumen esta responsabilidad como en representación de la comunidad y convocados (llamados) por la Iglesia. Por eso decimos con toda certeza que es una vocación, y requiere entrega, disponibilidad y confianza en Dios. Apertura a la obra del Espíritu Santo. Muchas veces nos puede llegar la tentación del desaliento porque parece que no logramos los resultados esperados. Tengamos una mirada de fe y esperanza. Sabemos que ninguna obra de amor queda sin recompensa”, concluyó.

El presidente Macri habló con Macron y arreglaron un encuentro bilateral en Alemania

(15/06/17) El Presidente habló hoy por teléfono con su par francés. Definieron la reunión que se realizará el mes que viene en la ciudad de Hamburgo, cuando Argentina asuma la presidencia del G20, que Francia integra.



Última reunión del año de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Argentina

(12/12/16) La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) realizará los días 13 y 14 de diciembre la 175º reunión de la Comisión Permanente, en la sede de Suipacha 1032, en el barrio porteño de Retiro.



El Cardenal mario Poli convocó a un sínodo en la arquidiócesis de Buenos Aires

(09/12/16) El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Aurelio Poli, convocó a la comunidad católica a un sínodo arquidiocesano, que comenzará el próximo año y se realizará durante 4 años.